WhatsApp Image 2021 05 31 at 09.17.08

Visita Guiada Familiar en Guadalajara.

Visita Guiada Familiar en Guadalajara.

¡¡¡¡Qué mejor plan para disfrutar en familia que una visita guiada con Guiarte Guadalajara, en este caso por Guadalajara!!!!.

Nuestra familia protagonista del día de hoy, vive en Guadalajara y sus familiares habitan en Madrid.

Aprovechando el fin de semana se desplazaron desde la capital este grupo madrileño para conocer de primera mano la historia y los monumentos de Guadalajara.

Y fue un placer poder viajar en el tiempo para conocer a muchos de los arriacenses que forjaron la historia de esta ciudad.

Por supuesto, quisieron conocer con todo detalle la historia del linaje Mendoza, y hay muchos monumentos que aún lo atesoran.

 

WhatsApp Image 2021 02 07 at 19.14.40

 

Frente a la fachada del imponente Palacio del Infantado, relaté cómo llegaron los Mendoza a Guadalajara, precisamente desde Mendoza (Álava) en el siglo XIV y cómo fueron forjando su leyenda desde esa época siendo el linaje más importante de Guadalajara y fue casa principal que tuvo una importantísimo papel en el descubrimiento de América y en la reconquista.

En la Sala de las Batallas, en la planta baja del Palacio Ducal, vimos en imágenes quienes fueron el héroe de Aljubarrota, su hijo el Almirante don Diego Hurtado de Mendoza al que vemos en la imagen superior, al Adelantado de Cazorla y muchos más de los Mendoza.

Guerreros, religiosos, auténticos mecenas, embajadores,¡¡¡¡¡ su historia es apasionante!!!!!

Y no podemos contar sus orígenes sin visitar el convento de San Francisco.

WhatsApp Image 2021 03 08 at 09.31.56

 

El convento de San Francisco fue el más importante de Guadalajara ya que fue habitado por una numerosa comunidad de frailes, por la influencia que recibió la población de la ciudad por medio de esta orden religiosa y por la importancia del edificio en sí.

La reina doña Berenguela, madre de San Fernando, residió mucho tiempo en Guadalajara y viendo la ciudad despoblada de conventos, edificó en el altozano, un convento para monjes y caballeros del Temple.

Cuando quedó suprimida esta Orden militar en Castilla tras la asamblea de Medina del Campo y el concilio provincial de Salamanca quedó abandonado el convento.

Los citados cronistas relatan que la infanta Isabel, hija del rey Sancho IV y señora de Guadalajara, cedió esta antigua casa de templarios a los frailes de la Orden de San Francisco hacia el año 1330.

Y es en el siglo XIV cuando el convento de franciscanos claustrales comenzó a tener prestigio.

 

WhatsApp Image 2021 02 04 at 18.06.50

 

Más aún cuando en el último tercio de este siglo XIV se estableció en Guadalajara la familia alavesa de los Mendoza.

Especialmente devotos fueron don Pedro González de Mendoza, el llamado “héroe de Aljubarrota” y su segunda mujer doña Aldonza Fernández de Ayala.

 

WhatsApp Image 2020 12 01 at 19.59.32

 

Favorecieron en la ciudad a iglesias y conventos, principalmente con el de San Francisco.

 

WhatsApp Image 2021 03 08 at 09.30.36

 

Y fue tal predilección hacia este monasterio que quiso ser enterrado en este cenobio amortajado con el hábito de la Orden tal y como dice su testamento realizado en Cogolludo el 9 de agosto de 1383.

Pero la fatalidad hace que se produzca un incendio en el convento ya finalizando el siglo XIV.

El hijo de don Pedro González de Mendoza, el famoso Almirante de Castilla don Diego Hurtado de Mendoza, reedifica inmediatamente el convento e incluso lo mejora aunque su muerte en 1404 a los 40 años de edad, le privó de ver terminado el convento.

En su testamento en El Espinar de Segovia, ordena que sea sepultado y amortajado con el hábito de la Orden franciscana, igual que su padre.

Y es su hijo, el célebre Marqués de Santillana y conde del Real de Manzanares, don Iñigo López de Mendoza, quien sigue la obra de reconstrucción del convento empezada por su progenitor.

Manda cerrar la nave de la hermosa nave conventual.

Además, Don Iñigo, consiguió del papa Calixto III una bula convirtiendo a los franciscanos de Guadalajara de claustrales a observantes y el patronato de los Mendoza sobre la capilla mayor se extendió a todo el templo.

 

WhatsApp Image 2021 03 08 at 09.37.45

 

De esta manera, quedó con carácter hereditario y perpetuo en los herederos del mayorazgo.

Por lo tanto, la iglesia pasó definitivamente a ser ¡PANTEÓN de los Mendoza en Guadalajara!.

En la iglesia fueron enterrados los miembros de esta prestigiosa familia en magníficos sepulcros de alabastro o mármol cubiertos por las usuales estatuas yacentes cobijados por arcos ricamente adornados.

Fue doña Ana, la VI duquesa del Infantado, quien en el siglo XVII construyó una cripta donde trasladó los huesos de sus antepasados.

El mismo marqués de Santillana, en su testamento realizado en Jaén, pide ser sepultado en la iglesia de San Francisco de Guadalajara detrás de los sepulcros de sus antecesores y cerca de la sepultura de su padre el Almirante de Castilla y de su madre.

Al morir don Iñigo, le faltaban a la iglesia conventual de San Francisco las capillas laterales de su preciosa nave así como la sala capitular y el claustro del monasterio.

WhatsApp Image 2021 03 08 at 09.37.16

 

Su heredero, don Diego hurtado de Mendoza, I duque del Infantado y II marqués de Santillana también ordenó en su testamento fechado en San Bartolomé de Lupiana que se le enterrase e la iglesia de San Francisco.

Como vemos, además de estar sepultados en esta iglesia, los Mendoza fueron muy espléndidos dando limosnas hechas en vida, donaciones de grandes cantidades de maravedís y misas de réquiem por sus almas.

Pero aún estaba por venir quien favoreciera grandemente al convento.

Y no fue otro que el quinto hijo del primer marqués y hermano del I duque del Infantado.

Me estoy refiriendo a don Pedro González de Mendoza, obispo de Calahorra, más tarde de Sigüenza, arzobispo de Toledo, Gran Cardenal de España y consejero de los RRCC o Patriarca de Alejandría, entre muchos de los títulos que tuvo.

 

WhatsApp Image 2021 05 24 at 13.49.03

 

Fue un gran mecenas y fue él quien concluyó este magnífico templo.

Hasta finalizar el siglo XVI, los franciscanos no tuvieron en Guadalajara más competidores para acaparar limosnas, sermones o sufragios que los frailes mercedarios de San Antolín establecidos al otro extremo de la población.

Y aunque también los Mendoza favorecieron mucho a los Jerónimos de Lupiana, fue mayor su aportación al convento de san Francisco ya que aquí estaban enterrados todos los familiares, su iglesia era el panteón de esta casa nobiliaria alcarreña.

Pero…como ya hablé hace dos semanas, el séptimo hijo del marqués de Santillana, el Adelantado de Cazorla, junto a su mujer doña Juana de Valencia, fundaron un convento dominico de la Orden de Predicadores en Guadalajara con el consiguiente recelo franciscano.

Cuenta fray Pedro Salazar que el rey Felipe III se aposentó en el convento con todo su séquito y hubo espacio suficiente para instalar al monarca, nobles y criados a la Reina, damas, camareras de honor, además de los 70 religiosos que lo habitaban, en 1604 .

Permanecieron allí 3 días siendo uno de ellos, el Miércoles de Ceniza.

Tomando la ceniza los reyes, todo su acompañamiento, los religiosos del monasterio y el público que se acercó con el beneplácito del monarca.

Pero una de las decisiones más importantes del convento fue realizada por la VI Duquesa del Infantado ya que quiso ejecutar un gran panteón familiar.

See the source image

Pero realmente fue el X Duque del Infantado, don Juan de Dios de Mendoza, quien a imitación de la cripta del monasterio de El Escorial, ideó hacer un gran panteón familiar para que sus insignes familiares reposaran en un lugar con una ostentación como la de los mismísimos reyes.

 

See the source image

 

Felipe Sánchez fue inicialmente el arquitecto dando remate a la obra de mampostería pero los trabajos se paralizaron por la guerra de Sucesión y luego por dificultades económicas tras la posguerra.

Al morir Felipe Sánchez, fue sustituido por Felipe de la Peña que remató el Panteón en su parte arquitectónica en 1728.

WhatsApp Image 2021 03 08 at 09.34.07 1

El panteón mendocino es de planta elíptica, su muros son recubiertos por ricos mármoles de tonos rosáceos combinándose con otros de colores grises y negros.

WhatsApp Image 2021 03 08 at 09.36.13

En cada sector se alojan 4 urnas sepulcrales de mármol.

26 sepulcros en total.

WhatsApp Image 2021 03 08 at 09.35.13

 

Completa el panteón una capilla amplia y bien iluminada

Aunque mucho de su esplendor se perdió en la guerra de la Independencia.

Los franciscanos tuvieron que desalojar el convento que pasó a ser cuartel del ejército invasor.

El General Hugo aposentó en el templo a su hijo Víctor, años después famosos por sus novelas de fama mundial, Víctor Hugo.

See the source image

 

Pero en 1813, el ejército galo destruyó la biblioteca y archivo conventual de San Francisco desparramando papeles por el suelo y quemando los libros.

Los franceses destrozaron los altares para hacer leña y calentarse con la madera, desvalijaron todas las dependencias del convento y ¡¡¡Profanaron el panteón creyendo que los duques se enterraban con valiosas joyas y rompieron muchas de sus urnas esparciendo por el suelo los huesos de los Mendoza, la familia más importante que ha habido en Guadalajara

Cuando volvieron los frailes se encontraron con la iglesia convertida en cuadra y letrina, sin imágenes en los altares, desvalijada la sacristía y destruidos los sepulcros del panteón…

Años más tarde, la desamortización de bienes eclesiásticos de 1835 fue espantosa para las órdenes religiosas.

Maderas y restos de altares suprimidos fueron a parar al Cabildo de clérigos de Guadalajara.

Al convertirse la iglesia conventual de Santo Domingo en parroquia de San Ginés, el Cabildo entregó varias tablas de su almacén para tapar  ¡ con una valla! ¡el fuelle del órgano y cubrir la mesa del altar mayor!

 

WhatsApp Image 2021 03 15 at 11.59.21

 

Y en 1935, gracias al párroco de San Nicolás, don Vidal Villarrubia, que las desclavó con cuidado y las examinó, se pudo comprobar gracias a la ayuda de Francisco Layna Serrano que en esas tablas pintadas, figuraba ¡el retrato del Gran Cardenal Mendoza!

Esas tablas que además representaban la Resurrección del Señor, la Natividad, el nacimiento de San Juan, presentación del Niño Jesús, Advocación de los Reyes y la Ascensión, serían de un mismo retablo de finales del XV o principios del siglo XVI…cuantas obras de arte desaparecidas o destruidas en Guadalajara….

Tampoco queda nada de las artísticas sepulturas del marqués de Santillana ni de sus sucesores.

Según Núñez de Castro, en la primera capilla lateral de la izquierda, estaba enterrado el famoso Arcipreste de Hita

Pero aunque sí parece verdad que Juan Ruíz estuvo preso en este convento, no está probado que muriera allí ni que tuviera una estatua sepulcral.

La última capilla de la nave del Evangelio sirvió de enterramiento a Alvar Gómez de Ciudad Real, secretario del rey Enrique IV.

 

WhatsApp Image 2021 03 08 at 09.33.02

 

Y al lado de la epístola estaba la capilla que compró para enterrarse Juan de Orozco, contador del cardenal Mendoza.

A su lado, estaría la de los Ávalos y frente a ésta se situaría la capilla de los Velázquez.

Otras capillas de familias distinguidas serían la de los Velasco y la de los Cimbrón.

Como huésped importante del convento después de tanto daño causado por los franceses, habitó aquí el poeta José de Espronceda cuando contaba 16 años.

En 1841 se hizo cargo del convento franciscano el ramo de guerra destinado tres años después a talleres de Ingenieros.

En su exterior, el templo es rodeado por un muro de piedras procedente de la primitiva iglesia de San Ginés situada frente al actual palacio de la Diputación y por ese muro de piedra más algún viejo cañón se le llamó desde entonces “El Fuerte de San Francisco”.

 

WhatsApp Image 2021 03 08 at 09.31.04

 

Después de visitar este imponente monumento y hablar de los rodajes de películas para series de cine y televisión que se ruedan en este espacio conventual, dimos un paseo cultural recorriendo la ciudad y entrando a interiores como “El Salón Chino“, La capilla de Luis de Lucena, la Concatedral, o el Torreón del Alamín, además de la iglesia de Santiago.

 

WhatsApp Image 2021 03 22 at 17.13.20 1

 

Una excursión guiada muy familiar y muy gratificante por el interés demostrado por los participantes.

Y que mejor manera de acabar la jornada, sentándonos en una de las terrazas de la ciudad y poder refrescar el gaznate ya entrada la tarde.

 

WhatsApp Image 2021 05 31 at 09.16.36

 

 

 

 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

cinco × 2 =